Neuromarketing

En una palabra, el neuromarketing es la neurociencia aplicada al marketing. Basándose en la actividad cerebral, pretende comprender los comportamientos relacionados con la marca y el proceso de compra.

Una agencia de neuromarketing, puede utilizarlo en diversas situaciones, como para evaluar un producto antes de su lanzamiento, para desarrollar un plan de precios eficaz o para determinar la eficacia de un anuncio antes de su emisión.

Sin embargo, estas técnicas no siempre son precisas, ya que hay variables que pueden afectar a las respuestas, como el deseo de complacer al investigador o la pretensión de dar la respuesta "correcta" en lugar de la real.

El objetivo de esta disciplina es señalar las partes del cerebro que influyen en el comportamiento del consumidor.

En otras palabras, el cerebro actúa de una manera determinada cuando se realiza una compra, lo que también indica la aceptación de una marca o producto. El comportamiento que el neuromarketing trata de investigar y cuantificar es indetectable a simple vista.

Los principales objetivos de investigación:

  • Identificar las respuestas de los consumidores a las marcas, los envases de los productos, las plataformas de Internet y varios otros elementos, incluida la aceptación (o no);
  • Considerar el comportamiento del cliente en relación con el proceso de compra.
El neuromarketing capta indicadores de contenido neurológico, psicológico y fisiológico, que pueden incluir desde la actividad eléctrica del cerebro hasta el movimiento de los músculos de la cara, el sudor, el lenguaje corporal y los latidos del corazón.